Aceite de la salud

El aceite es un infalible Zelador para la salud humana.

Hoy en día sabemos a través de los estudios epidemiológicos realizados, que es una grasa monoinsaturada y tiene en su estructura química una unión libre entre átomos de carbono para reaccionar con los otros átomos. Se debe advertir en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

El consumo de aceite de oliva está asociado a la disminución del colesterol total y de las lipoproteínas de baja densidad el "mal colesterol" - Low Density Lipoproteínas (LDL) - y al mismo tiempo aumentar la concentración de las lipoproteínas de alta densidad "el buen colesterol" - High denty lipoproteínas (HDL) - siendo estas responsables del transporte de colesterol en exceso del torrente sanguíneo al hígado donde acaba por ser catalizado.

También tiene un buen porcentaje de ácidos grasos poliinsaturados esenciales al organismo y baja composición de ácidos grasos saturados.

El Aceite es rico en compuestos fenólicos, en los que estos representan una gran importancia en el efecto del aceite en la salud, con funciones antioxidantes, ayuda a combatir los radicales libres que se forman durante la actividad celular y que son responsables del proceso de envejecimiento. Tiene efectos sobre algunos tipos de cáncer, previene obesidad y diabetes, hipertensión, inflamaciones y protección de la piel. Favorece la absorción del calcio y la minería por los huesos.

Los compuestos fenólicos están relacionados con el amargo y el picante presente en el aceite. El aceite de oliva cuanto más amargo es tendrá más compuestos fenólicos.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other